Food Lover: una gráfica que va contra los estereotipos y regala emociones

La nueva grafica “Food Lover” nace de la creatividad por la Oficina Gráfica de Esseoquattro y es una explosión de colores que va contra todas las normas. Es una invitación a vivir una vida completa, a disfrutar de cada momento, comiendo bien y aceptándose tal y como somos, porque la verdadera belleza de cada uno reside en su propia unicidad.

El mensaje detrás de “Food Lover” es: la comida no es simplemente nutrimiento, la comida es el sabor de felicidad.

Cuando queremos hacer feliz a una persona, le cocinamos su plato favorito; para animarnos de un momento de desconforto, comemos chocolate; para premiar a nuestros niños, les damos un helado; para celebrar los momentos importantes nos reunimos con nuestros queridos para almorzar juntos.

Este es el poder de la comida: crear emociones, momentos de compartición, nuevos recuerdos y estos son los mensajes encerrados en las frases de “Food Lover”, escritas sobre las bolsas y los papeles en cuatro idiomas diferentes.

Además, la elección de los colores fue pensada para estimular una respuesta emocional en el espectador: los tres colores primarios se combinan para generar otros de nuevos, así como las ideas y los proyectos más complejos se generan a partir de la diversidad y la comparación.

Cada tamaño de las bolsas tiene diferentes figuras representadas que lanzan un mensaje contra todos los estereotipos: la belleza reside en las características que hacen que cada mujer y cada hombre sean únicos, y por tanto son un invito a aceptarse con sus propias formas.

En cambio, en el reverso de las bolsas hay un espacio libre, delimitado por un círculo amarillo, pensado para consentir la personalización del embalaje a través de la inserción del logotipo del cliente.

“Food Lover es, ante todo, la explosión creativa de nuestra Oficina Gráfica, pero es también la manera de transmitir unos mensajes que nos interesan sinceramente: la importancia de una alimentación saludable, del bienestar físico y mental y del amor propio, que es la primera e imprescindible etapa para amar a los demás. Food Lover está dedicada a quien elige de vivir su propia vida en colores.”

Silvia Ortolani, Directora Comercial Esseoquattro.

Embalajes prestacionales y sostenibles

Food Lover preserva diferentes tipos de alimentos de la mejor manera posible, de forma natural y segura sin alterar el sabor de los mismos. Además, satisface las necesidades de los operadores de diferentes sectores ya que simplifica y facilita su trabajo. La línea Food Lover comprende:

  • La bolsa salva frescura y el envoltorio Ideabrill – un método innovador de confeccionar los alimentos que, gracias a la fórmula patentada Ideabrill, preserva la frescura de los mismos por mucho más tiempo que los embalajes tradicionales, evitando desperdicios. Sus componentes básicos – film plástico y papel – son fácilmente separables para echarlos en la recogida diferenciada, para favorecer el reciclo de ambos.
  • Las bolsas y el papel antigrasas Oléane – son aconsejados para alimentos fritos o grasos. Este embalaje no deja traspasar el aceite y también preserva los alimentos crujientes y fragrantes hasta el último bocado. Oléane permite calentar la comida directamente en el horno tradicional, en el horno a microondas y en la plancha eléctrica.

Food Lover es un embalaje flexible y, cuando no se trata de líquidos, substituye eficazmente los recipientes en plástico, con una consiguiente reducción del volumen del material que reciclar y de las obstrucciones durante toda la hilera.

¡Contáctenos ahora mismo para más informaciones sobre Food Lover!

[/vc_column_text]
[/vc_column][/vc_row]