Packaging Ecosostenible Nuestras propuestas

Ser fabricantes de packaging hoy impone una responsabilidad precisa: proteger el medio ambiente, ya que cada envase está destinado en su ciclo de final de vida a convertirse en un residuo que se pueda tratar.

Por este motivo en los últimos 10 años nos hemos concentrado en diseñar nuestras líneas de producto no solo desde el punto de vista de la innovación tecnológica, sino también desde el punto de vista de la ecocompatibilidad.

El camino que hay que recorrer es largo y aún tenemos que establecer algunos de los objetivos, pero sabemos exactamente cuál es el objetivo que queremos alcanzar y estamos trabajando todos juntos para conseguirlo lo antes posible.

Esseoquattro ha adoptado voluntariamente la transparencia ante los consumidores y por ello en cada ficha de producto se incluye la indicación de la composición y la manera más adecuada, según los actuales conocimientos, para una correcta eliminación del embalaje.

Nuestro equipo de Investigación y Desarrollo trabaja constantemente para encontrar las mejores tecnologías adecuada para conseguir que nuestros productos sean ecosostenibles.

¿Cómo nace un packaging ecosostenible de la marca Esseoquattro?

Proveedores: todo comienza por ellos

Para realizar productos excelentes es indispensable comenzar por unas materias primas excelentes: seleccionamos a nuestros socios hace más de treinta años y no los dejaremos por nada del mundo.
Están certificados PEFC™ o FSC y nos ofrecen garantías de producciones amigas del medio ambiente.

Para saber más sobre estas certificaciones te invitamos a leer nuestras FAQ en  PEFC™ y en FSC.

Son las opciones que eliges las que explican quién eres

Era 2007, y nuestras marcas Flexpar y Superpar disfrutaban de gran notoriedad, cuando decidimos abandonar la producción de papel parafinado debido a su elevado impacto medioambiental.

Siempre se puede mejorar

Ideabrill, nuestro protege aromas patentado, te ofrece hasta dos posibilidades de recogida selectiva: todo junto en el papel y cartón o para ser realmente ecológico, se puede separar el papel y la película para recuperar todos los componentes del packaging

Ideabrill® es amigo de la naturaleza, Biobrill® la ama con locura

Biobrill® es nuestro protege aromas completamente biodegradable y compostable según las indicaciones de la norma UNI EN 13432.
Cuando ha finalizado su ciclo de utilización, se pueden separar los componentes de Biobrill® para la recogida diferenciada, o se puede eliminar con la fracción húmeda. Si se abandona en la naturaleza, Biobrill® se degrada en intervalos breves sin causar contaminaciones.

Informar = Amar

En cada uno de los packaging te explicamos claramente cómo y dónde puedes eliminarlo.
Hemos decidido utilizar las referencias del ciudadano europeo para usar un idioma igual para todos.

+ Infraestructuras – Papel impreso

Estamos optimizando todos los procedimientos internos, para imprimir cada vez menos documentación en papel tanto en nuestras oficinas, como en la producción.
Además, todas las intervenciones de construcción o de reestructuración de nuestro establecimiento se realizan desde un punto de vista ecológico.
De la elección de los materiales utilizados como el pavimento de linóleo ecosostenible, producido con ingredientes de origen natural y renovables, 100% reciclable y que cumple las más importantes certificaciones medio ambientales, a la iluminación con lámparas de clase de eficiencia energética A, no hemos dejado nada a la casualidad: todo contribuye a reforzar el pacto de amistad que hemos establecido con el medio ambiente.

Comenzamos por los más pequeños

Los niños son el futuro y el futuro de nuestro planeta está en sus manos.
Nuestra generación tiene la responsabilidad de dejarles en herencia un mundo que se pueda vivir, pero también enseñar a los hombres y a las mujeres del mañana el respeto por este, para que adopten un estilo de vida cada vez más ecosostenible y para que los transmitan a su vez.
Es dentro de esta óptica que hemos realizado un cómic para utilizar en algunas actividades dirigidas a los más pequeños, para que mediante el juego aprendan la importancia de la recogida fundamental que puede ser su contribución para el bienestar de todo el planeta.